Saltar al contenido
Para Balcones

Tendedero para balcón

Además utilizar nuestro balcón para relajarnos y disfrutar, otro de los usos que podemos darle es para instalar un tendedero de ropa. Todos necesitamos un lugar en nuestra casa para el secado de la ropa y si no disponemos de suficiente espacio en el interior, el balcón es el sitio ideal para colocar un tendedero. Como verás, hay modelos de tendederos que no tienen porqué romper la estética de nuestro balcón. Disponemos de una gran variedad de tendederos plegables, tendederos de techo y tendederos extensibles que apenas ocuparán sitio en el balcón cuando no los utilizamos.

Aquí te mostramos el mejor catalogo de tendederos de balcón del 2019

Estos son los tendederos más vendidos en 2019

¿Por qué comprar tendederos de balcón?

Los tendederos de exterior al ser de mayor tamaño que los de interior disponen de más capacidad para colgar ropa. Al colocarlos en el balcón tienes un mejor acceso para colgar la ropa que si utilizas tendederos que van sujetos en la pared de una ventana. Por otro lado si queremos colaborar con el medio ambiente y ahorrar unos euros en energía, es una buena opción secar la ropa al aire libre en vez de utilizar una secadora.

Los tipos de tendederos de exterior más comunes utilizados en balcones son estos:

Tendederos de pared: como su nombre indica, una de las partes tiene que ir anclada a la pared. Dentro de estos tendederos tenemos a su vez varios modelos.

  • Fijos: Estos tendederos no son retráctiles por lo que ocupan bastante sitio ya que no los podemos recoger cuando no los utilizamos. Serían útiles si tienes un balcón grande y hay alguna zona que no utilices.
  • Plegables: Son similares a los anteriores pero con la ventaja de que se pueden abrir y cerrar como si fuese un acordeón. Cuando los tenemos plegados apenas nos ocupan sitio, por lo que son ideales para balcones estrechos.
  • Extensibles: Este tipo de tendederos necesitamos dos paredes enfrentadas para utilizarlos. Se fija a la pared la parte que lleva el recoge cables y en la pared de enfrente tenemos que colocar un gancho que es donde amarramos el cable cada vez que queramos utilizarlo. Los modelos más compactos solo disponen de un cable, pero también existen modelos que disponen de hasta 4 cables para tender la ropa. Este tipo de tendederos también ocupan un espacio muy reducido.

Tendederos de techo: Estos tendederos como van fijados al techo son los que mejor se camuflan cuando no los utilizamos, ya que quedan recogidos en el techo de nuestro balcón. Llevan una polea con una cuerda que nos servirá para subir y bajar el tendedero.

Tendederos de colgar: Son los más pequeños y están pensados para colgar de la barandilla del balcón. Se utilizan para poner prendas pequeñas como la ropa interior o calcetines. Tienen la ventaja que no son fijos y los podemos colocar donde queramos. También son útiles para colgar de un radiador si queremos secar la ropa en invierno.